Jumanji en la Selva: La misma gata revolcada

Quienes hayan crecido en los 90’s e inicios del 2000 recordarán con nostalgia la primera película de Jumanji. Basada en un libro de ilustraciones que no alcanzó ni un tercio de la popularidad de su adaptación cinematográfica, este blockbuster del 95 trata sobre un par de hermanos y un par de adultos (uno de ellos el gran y entrañable Robin Williams) que deben terminar un misterioso juego de mesa cuyos peligros son traídos al mundo real en cada tirada de dados.

¿Qué tan diferente es la secuela, Jumanji: En La Selva, a su predecesora? Nada. De hecho, es prácticamente la misma película disfrazada de secuela pero ahora la acción sucede en un videojuego tipo arcade. ¿Su verdadera virtud? Pues, realmente que no fue una película horrenda y que funciona mejor como una comedia competente que como un film de aventura como su predecesora.

jumanji-welcome-to-the-jungle-5120x2880-jack-black-kevin-hart-dwayne-8071

La química y el carisma de los actores principales son el pegamento que da cohesión a la poco original historia. Dwayne “The Rock” Johnson es tan carismático como en la mayoría de sus películas y logra convencer en su papel de adolescente inseguro atrapado en el cuerpo de un super héroe. Jack Black es quien se lleva la mayoría de las risas con su papel de chica superficial adolescente que debe aprender a lidiar con situaciones que son más grandes que ella. Karen Gillan hace un papel muy convincente como el avatar de una chica adolescente tímida a pesar de su apariencia bastante sexy y brilla en una escena en particular en la que trata de actuar como chica seductora. Por último, Kevin Hart es en general bien utilizado en esta película, aunque algunos de sus diálogos y chistes no pegan.

Otro aspecto positivo y que agregó mucho a la comedia de la película es el uso creativo de elementos típicamente encontrados en los videojuegos. Como ejemplo, cada uno de los personajes principales dentro del juego de video tienen tres “vidas”, las cuales están representadas como tres tatuajes en cada uno de sus brazos. Hay también una escena muy divertida que parodia los llamados “cutscenes” en los videojuegos modernos. Además, el hecho de que cada personaje tiene habilidades diferentes agrega mucho dinamismo y humor en muchas escenas en las que se usan estas habilidades (en especial la habilidad especial del personaje de La Roca, la cual me saco varias carcajadas).

dnbhek9xovnvjtwarjo7

Ahora bien, a pesar de lo bien actuados que son los actores principales y los elementos de los videojuegos usados para efectos cómicos, es imposible pasar por alto varias fallas y grandes detalles que se deben considerar.

Primero que todo, los actores que interpretan a los chicos adolescentes que son succionados dentro del juego me parecieron muy inconsistentes en cuanto sus actuaciones e incluso en ocasiones algo sobreactuados (sí, con todo y que son adolescentes). Lo bueno es que casi no aparecen ya que gastamos una gran parte de la película con sus avatares interpretados por los actores principales. Sin embargo, el actor que definitivamente sobresalió por lo mala de su actuación fue Nick Jonas quien resulto tan acartonado que por momentos arruinaba la fluidez de las escenas.

landscape-1498743120-jumanji-2017-game

Otra cosa que no convención mucho fue el sobreuso de efectos especiales. Aunque hay escenas en las que los efectos prácticos y los “stunts son bastante bien realizados, hay muchas otras en las que se nota demasiado el uso del CGI lo cual rompe con el realismo de otras escenas. Tal cosa es de esperarse en este tipo de producciones aunque se extraña el uso de animatronics como el de la de Jumanji origina. Incluso los efectos digitales resultaban un poco más convincentes en muchos de los animales que los de la nueva cinta (con excepción de los monos, los cuales siempre se han visto chafas).

 

En conclusión, Jumanji: En la Selva es básicamente un refrito de la primera película y realmente no logra conseguir reproducir el encanto o el sentido de asombro que el film protagonizado por el carismático Robin Williams logró capturar. Sin embargo, gracias a su muy competente reparto principal y algunas escenas de acción bien realizadas, esta secuela resulta ser mucho más decente de lo que merecía y en verdad entretiene bastante como una comedia palomera sin gran ambición.

 

Veredicto: 3 / 5 Palomera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: