El verdadero significado de “Inception”

Celebrando el lanzamiento de la nueva película de Christopher Nolan, Dunkirk, decidí analizar una de mis películas favoritas de Nolan: Inception (El Origen). Basta decir que contiene SPOILERS hasta por los codos, así que si no la has visto, ¿qué haces aquí? ¡Corre a verla!

 

Si hay un director en la actualidad que en verdad causa muchas reacciones y sentimientos encontrados es Christopher Nolan. Decir que Nolan es un director aclamado universalmente muy seguramente causaría una ola de críticas que van desde “los diálogos en sus películas carecen de substancia y son solo expositorios” hasta observaciones muy duras como “sus películas carecen de toda resonancia emocional, son frías y metódicas”. Si eres de los que se sienten de esa manera, lo entiendo perfectamente, aunque a la vez, pienso que quizás pierdes el punto de sus películas.

Christopher Nolan no hace películas en las que él espera una respuesta emocional a sus historias intrincadas y personajes atormentados por sus memorias. No. Christopher Nolan es un psicólogo-filósofo con cámara IMAX y saco negro cuyo objetivo más bien es provocar una catarsis mental en su audiencia. Películas como Following (1998) y Memento (2000) son una muestra de eso: Nolan plantea preguntas difíciles que sólo , el espectador, podrá resolver poniendo atención a los pequeños detalles que se van dando en la trama y armando el rompecabezas filosófico que él ha diseñado con minuciosidad. Inception es para mi, el mejor ejemplo de esto.

a7fvcini1m1cn9qrzprz

Después de mas de 7 años, Inception sigue siendo el trabajo más discutido y cerebral que el director Británico ha hecho a la fecha. En la superficie de esta obra, Nolan cuenta de manera magistral la trama de un ladrón llamado Dom Cobb (Leonardo Di Caprio, en uno de sus mejores papeles) que debe infiltrarse en el subconsciente de un joven millonario para implantar una idea, proceso por demás difícil y que lleva por nombre: Inception. Sin embargo, escarbando un poco más profundo cual Cobb  excavando en los subniveles del subconsciente, esta película tiene un subtexto que muy pocos han captado: la realidad onírica del cine que como espectadores decidimos aceptar con brazos abiertos…a pesar de saber conscientemente que no es la realidad.

Como punto de partida, piensa en la primera escena en la que Cobb le enseña a Ariadne como funciona el mundo de los sueños. Empieza con ellos hablando en un café en la esquina de una calle, discutiendo las correlaciones entre la inspiración y la creación. Repentinamente, todo se calla cuando Cobb pregunta a Ariadne “¿Cómo llegaste aquí?”. Incapaz de responder, la confundida y alarmada Ariadne se da cuenta de que esta soñando. De pronto todo a su alrededor explota espontáneamente: libros, frutas, muebles, pavimento, hasta que ambos despiertan cuando son golpeados por una de las varias explosiones.

 

big_1411413905_1396469162_image

Esta escena simboliza no sólo el nerviosismo e inestabilidad que Ariadne experimenta al darse cuenta de que esta en un sueño, sino también la forma en que nosotros como espectadores vivimos la magia del cine cada vez que vemos una película. Es decir, nos sumergimos en una realidad que quizás conscientemente sabemos que no es real pero que inconscientemente nuestro cerebro acepta casi como a la realidad misma. El momento en que la ilusión se rompe, todo se sale de control, irrumpiendo la experiencia tanto en los sueños como en el cine.

Tal metáfora sobre el cine y los sueños es bastante acertada cuando uno piensa en las películas de Nolan como un show de magia. Como su personaje en The Prestige, Robert Angier, Nolan nos atrapa con trucos elaborados cuyas características principales son el engaño y la distracción para conseguir que la ilusión se mantenga intacta. Es así, como en el mundo de la magia, que un director tiene que cuidar meticulosamente cada detalle para mantener la realidad ficticia tan autentica como nuestro cerebro lo permita.

1122563
¿Era un sueño o era real cuando Cobb se reunió con sus hijos al final?

Otra pista del significado menos obvio del que estoy hablando es una de las frases que Cobb le dice a Ariadne después de la escena del café: “Tu creas el mundo del sueño. Traes al sujeto dentro de ese sueño y él lo llena con su subconsciente”. Los paralelos entre Ariadne la arquitecta de los sueños y Nolan el arquitecto del mundo de la película son demasiado buenos como para ser meras coincidencias del guión. Es decir, Nolan prácticamente admite que él es el que crea los sueños (películas) y que nosotros el sujeto (espectador) somos quienes llenan los espacios con nuestras ideas y experiencias reflejados en pantalla.

Como ejemplo de lo anterior, piensa en la escena final de la película en la que Cobb vuelve a ver a sus hijos. Al llegar a la casa en la que están, lo primero que hace como se había establecido anteriormente es poner su totem giratorio para asegurarse que lo que esta viviendo no es un sueño. Sin embargo, ver las caras de sus hijos y la felicidad con la que reaccionan al ver a su ausente padre le hace olvidar por completo el totem giratorio. Es en ese momento, cuando Cobb abraza a sus hijos y sale de cuadro para jugar con ellos, en que la cámara se enfoca en el totem, el cual, lentamente vemos que sigue girando sin parar aunque con ligera irregularidad que sugiere que quizás eso no es un sueño…o ¿quizás sí es un sueño? Después de todo, ¿por qué sus hijos usarían la misma ropa como las escenas anteriores que los mostraban como una memoria o parte de su sueño?

inception2010screen11

Discutir si es o no un sueño al final es lo menos importante ya que tanto Cobb como Nolan nos muestran que al final los seres humanos, muy por dentro, preferimos seguir viviendo en la ilusión. Cobb al final decide perderse en la realidad que se construye ante sus ojos porque es la realidad que él  en verdad desea, sin importarle si es un sueño o no. De la misma manera, nosotros como espectadores olvidamos nuestros totems girando fuera de las salas de cine, despreocupados si lo que vemos en pantalla es exactamente como la realidad que conocemos porque, a fin de cuentas, lo que todos queremos es seguir soñando despiertos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: